miércoles, 24 de mayo de 2017

Si Lees Novela Erótica Eres Una Guarra.

Sí, has leído bien, si lees novela erótica perdona que te diga pero eres una guarra.


Hay muchas personas o mejor dicho mujeres que se esconden al leer novela erótica. Leer a escondidas y ocultar lo que lees me parece una cosa demasiado absurda, pero en estos tres años que llevo con el blog, el año que llevo más activa a lo que lecturas se refiere, en redes sociales y los años que llevo como lectora, he llegado a entender a esas mujeres que  llevan sus lecturas eróticas ocultas.


Como podéis intuir para mí el titulo de este post es puramente ironía. Bueno, más que ironía en este título y en este post lo que recojo son anécdotas y un resumen de lo que me ha ido pasando desde que decidí gritar al mundo que YO LEO NOVELA ERÓTICA.

Empecemos diciendo que la novela erótica no es considerada literatura y yo a día de hoy me sigo preguntando ¿Por qué? Existe el racismo, la gordofobia, homofobia y por desgracia un largo etc., pero también hay una intolerancia bastante grande hacia la novela romántica en general y a la erótica en particular. Es algo que no entiendo, escritores y gente que se dedican al mundo de las letras critican fuertemente al género, cuando es un género como otro cualquiera y que debería de tener el mismo respeto que el resto. Cuando personas con espacios web que supuestamente promueven la literatura no te consideran lector cuando dices que los géneros que lees son románticos, entiendo que no sean su género, pero que te ataquen por  leer este género cuando se supone que difunden el buen habito de la lectura es algo que jamás entenderé, llamarme rara si queréis pero no lo entiendo. No soy nadie y puede que me equivoque, pero bajo mi humilde opinión por lo que veo de este mundo desde fuera es que decimos que los libros y las letras enseñan muchas cosas, pero creo que al mundo de los libros y las letras le falta mucho respeto, pero ese no es el tema que venimos a tratar hoy.


La novela erótica también es apodada como el porno para mujeres o el porno para amas de casa; dios, como me mosquea este punto. ¿Hay alguna regla en la que diga que las mujeres no podemos ver porno? Porque si existe yo no tengo conocimiento de ello. Señores cuando una mujer quiere ver porno lo ve, nada nos lo impide.  Pero como mujer aclararé una cosa, una mujer no solo lee novela erótica por las escenas de sexo, quizás ese sea el motivo menos importante, una mujer si se quiere poner alegre y darse un gusto para su cuerpo no se pilla un libro y se pone a leer, una mujer cuando quiere hacer eso hace como cualquier hijo de vecino se pone internet, se pone un vídeo y vámonos que nos vamos. Dejemos de separar a los hombres y las mujeres en temas sexuales, somos humanos y todos tengamos pitos o vaginas tenemos las mismas necesidades.

Escuchas a muchos hombres decir  “las mujeres todo el día leyendo libros de folleteo” que si tal que si cual. Señores del mundo, en vez de criticar tanto este tipo de libro deberíais de agradecer más. Muchas mujeres han sido educadas de una manera en las que ciertas cosas sexuales estaban mal vistas y gracias a los libros han abierto su mente, han probado cosas nuevas y eso seas hombre o mujer es algo que hay que agradecerle a la novela erótica. 

Como he dicho, algo positivo que trae la novela erótica es ver el sexo como algo normal y quitar muchos tabúes, y por desgracia si un género sale perdiendo con tabúes sexuales es el femenino y que los libros ayuden a superar esas barreras que a nosotras nos ha puesto la sociedad es algo que mola. Aunque reconozco que a muchas se le está yendo un poco de las manos, este post era para criticar lo que hay fuera del mundillo pero ya que sale el tema voy a hablar un poco de él. Como he dicho, a muchas se les ha ido de las manos y esto lo digo porque como es normal cuando empecé con el blog fui conociendo a gente comentando libros y entablando amistades y en este tiempo he escuchado de todo. Entiendo, respeto y apoyo a todo el que por algún libro ha abierto su mente y ha querido probar cosas nuevas, pero creo que es algo de analizar, los libros son libros, son historias inventadas y el mundo que rodea a ciertas prácticas sexuales seguramente poco o nada tiene que ver con lo que es. Que a todo el mundo le quede claro  que lo que hacen Grey y Anastasia no es BDSM, así que no vayas con que quieres ser sumisa sin antes informarte. O la que al leer libros sobre historias de parejas liberales, no piense que todos los bares van a ser como el Sensations y que en la barra te van a estar esperando Eric y Björn. Como he dicho, entiendo, respeto y apoyo a tod@s las que quieran probar cosas nuevas, pero por favor separar un poco lo que habéis leído y antes de meteros de cabeza en un mundo que no conocéis informaros y así podéis decidir cien por cien si queréis seguir probando.

Este post lleva escrito más de dos años y llevaba guardo en una carpeta todo ese tiempo. Lo escribí un día que estaba bastante cabreada y en el contaba todas las anécdotas que me habían pasado. Ahora veo toda la historia de una manera distinta, así que he decidido borrarlo todo y así no solo contar mis anécdotas, si no dar un poco mi opinión, ya que creo que las cosas que me pasan no son tan interesantes, pero ¡oye! no os voy a dejar sin contar mis cosillas para que así os hagáis una idea de lo mosqueada que andaba ese día para sentarme en el pc y en una hoja en blanco liarme a vomitarlo todo.

Como ya he dicho, desde que leo novelas de este tipo y lo público por internet me han pasado cosas curiosas. Recuerdo un día que fui con mi padre al Carrefour y como siempre acabé pecando con algunos libros, recuerdo que varios eran eróticos pero uno de ellos era la Sumisa Insumida, pues total llegó la hora de ir a la caja y mientras esperaba estaba yo “papá ahora vamos a no sé donde (tengo buena memoria pero no para tanto), papá tal, papá cual…”, total que a la hora de darle a la cajera los libros, le cambió la cara cuando leyó el titulo y con cara de no sé qué cosa no paraba de mirarme a mi padre y a mí, y yo pensaba “¿pero qué le pasa a esta chica?”, me dieron ganas de decir “sí hija, este es mi padre y esto es un libro, ¿Algún problema?”.

Una cosa muy típica y que me ha pasado más de una vez, fue con el boom tanto de 50 Sombras o de Pídeme lo que quieras. Recuerdo que en alguna conversación con amigas estar comentando el libro y que directamente varios chicos preguntaran ¿Pero a ustedes os pone que os peguen?, o estar en el descanso del trabajo leyendo Pídeme lo que quieras y que llegara alguno preguntando de que va el libro y cuando le explicabas de que iba se volvía a repetir ¿Pero a ti te pone hacer tríos? ¿Pero tú has hecho algún trío? La primera vez que te hacen estas estúpidas preguntas con calma lo sacas de su error, la segunda vez lo vuelves a hacer, la tercera lo aclaras pero ya no de tan buenas formas y a partir de la cuarta tiene dos opciones o darle dos tortas y decirle que en verdad a ti lo que te pone es pegar o dejarlos con la duda y que piensen lo que quieran.

Gracias a dios hace mucho tiempo que me dejaron de hacer esas preguntas estúpidas, pero por desgracia pasé a algo peor. Hace como dos años decidí separar por redes sociales lo que era mundo blogger a mis cosas personales, por ese motivo me abrí cuenta del blog en cada red social para poder charlar con vosotros, otros compis de blog y escritores para así tener un trato más cercano y también aprovechaba para enseñar lo que iba leyendo, los libros que iba comprando, etc. Con la llegada a la red social, me han pasado tantas cosas que creo que más que para un post daría para un libro, pero relacionado al tema que hablamos hoy, me han pasado cosas de lo más curiosas. Desde proposiciones de lo más variopintas a llegar a tener un extenso catalogo  de miembros viriles acompañadas de preguntas que van desde ¿Cuánto crees que me mide? ¿Me dejas metértela? Hasta burradas muy bestias, pero lo más curioso de todo es que tanto cuando no contestas hasta cuando decides mandarlos al carajo te responden lo mismo “conmigo no te hagas la estrecha que lees novela erótica” y te dan unas ganas de decirle que “mi profesión frustrada es ser carnicera, así que ten cuidado con tu cosita no me vaya a venir arriba y acabe marcándome un Lorena Bobbit”.


Y es que vivimos en una sociedad que yo no acabo de entender. Vamos de modernos y creo que un neandertal era más moderno y tolerante que nosotros. A las tías nos llaman putas, guarras o cerdas por cosas como leer novelas eróticas, hablar con chicos o subir ciertas fotos a redes sociales ¿Qué daño hacemos? Pero ciñéndome al tema que trato hoy ¿Por qué una chica es guarra por leer? Podría llegar a entender que una persona de la edad de mi padre pudiera llegar a pensar así, ya que fueron educados y criados en otra época, pero que lo digan chic@s de veinte pocos  años es algo que me asusta. Si eres uno de esos chicos de los que ve a una mujer que lee novela erótica y te crees en el derecho de decirle o mandarle lo que te da la gana, o si eres uno de esos que piensa que las que leemos este tipo de novela somos unas GUARRAS, primero decirte que tienes un problema y segundo, decirte que en vez de preocuparte por juzgar a esa persona, conócela y en vez de insultar tan a la liguera, piensa que al menos esa chica es culta porque lee y dedica parte de sus ratos libres a un sano hábito como es la lectura.

Seguiría dando mi opinión, pero creo que ya estoy cayendo en el error de hablar temas que están relacionados, pero no son el principal en el tema de hoy, así que es hora de irse despidiendo.


Si eres de esas personas que piensan que la novela erótica no es literatura. Si crees que la novela erótica es porno para amas de casa. Si eres de esas personas que piensan que las chicas que leen novela erótica son unas guarra, decirte que vivas y dejes vivir. Que nosotros no pensamos que porque tú leas novela negra, veas series o películas sobre crímenes o juegues a videojuegos de tiros, te estés preparando para cometer un crimen o seas un asesino en potencia. Pasa, no juzgues, que más te da lo que leamos y porque lo leamos, si una mujer lee novela erótica porque le gusta, le apetece o se pone cachonda en ninguno de los casos le hace daño a nadie, quizás y solo quizás te este haciendo hasta un favor al leer ese tipo de novelas.

Hasta la próxima y recuerda #yoleonovelaerótica


Besos XL. 


Image and video hosting by TinyPic

miércoles, 17 de mayo de 2017

Compras en Asos.

¡Hola Amores!
¿Qué tal estáis?

Hoy os vengo a enseñar unas compritas que realicé en Asos antes de Semana Santa. Aunque ya ha pasado un tiempo, creo que todo lo siguen teniendo disponible, como siempre os dejo los enlaces directos a cada prenda cuando cicléis en el nombre.

Como ya os he dicho, Asos para mí es un vicio así que este tipo de post van a ser habituales en el blog, vamos siempre y cuando mi penosa economía me lo permita. Por si no lo sabéis Asos es una web multimarca, eso quiere decir que aparte de tener su firma también podéis encontrar varias marcas, en esta ocasión de las tres prendas que compré dos de ellas son de New Look, una marca que también me gusta mucho y que según tengo entendido tiene su propia página web, pero como nunca he comprado en ella no os puedo decir cómo funciona.

No me enrollo más y os dejos las fotitos con las cosas que he comprado.

miércoles, 10 de mayo de 2017

Compras en Asos.

¡Hola Amores!
¿Qué tal estáis?

Pues como habéis leído en el titulo, hoy os vengo a enseñar una de las compras que he realizado últimamente en Asos. Sí, habéis leído bien, después de esta compra he realizado dos más que os iré enseñando poco a poco y seguramente de aquí a que suba el post, habré realizado alguna más. Y es que lo tengo que confesar, mi adicción con Asos empieza a resultarme un tanto preocupante, suelo entrar en la web si no diariamente cada dos días y ya hasta soy feliz metiendo cosas en la lista de deseos, bueno, sería más feliz comprándolo pero es que mi economía no da para más.

Nunca he sido de comprar en web lo que viene siendo ropa, me daba mucho miedo el tema del tallaje que no me estuviera bien y tener el coñazo que estar devolviendo la ropa. Pero visto la poca posibilidad que tenemos las gordis de comprar ropa en tiendas físicas, no me quedó otra que aventurarme a comprarla por web. Desde entonces han pasado varios años y no puedo estar más contenta de haber descubierto Asos, ropa actual, de mi gusto y mi rollo y desde el primer día he seguido las tablas de medidas y jamás he tenido que devolver nada. Como he dicho, Asos se ha convertido en mi tienda preferida y meter cosas en la lista de deseos mi pasatiempo preferido. Desde que soy premier estoy encantada de la vida, por 18,99€ al año tienes los gastos de envío y devolución gratis y encima si haces el pedido antes del mediodía al día siguiente lo tienes en casa, para mí es una gran ventaja ya que odio las esperas, y que lo tengas en 24 horas en casa es una pasada y más cuando queremos algo rápido para usarlo un día en concreto. Me da coraje pagar gastos de envío, así que siempre acabo comprando algo de más para que me salgan gratis y muchas veces cosas que ni quiero ni necesito, así que ya no me preocupo de comprar varias cosas para aprovechar los gastos de envío, ya si me gusta algo baratito lo puedo pillar sin problemas.

No me enrollo más y os dejo la compra que he realizado, os voy a dejar algunas fotitos, pero si pincháis en cada nombre os llevará directamente a la web para que podáis ver más en detalle la prenda, os recomiendo que antes de comprar cualquier cosa le echéis un ojo a los videos porque ver las prendas en movimiento cambia mucho. Antes que nada deciros que las fotos no es que sean muy buenas, pero esto de posar no es lo mío y hasta que le vayamos cogiendo el truco mí fotógrafa preferida y yo os deleitaremos con fotos así.





lunes, 1 de mayo de 2017

NUEVOS AIRES.

¡Hola Amores!
¿Cómo habéis estado en mi ausencia?

Este post nunca lo pensé subir, pero creo que es mejor que conozcáis  por mí toda esta nueva etapa y no os llevéis la misma “sorpresa” que por redes sociales y una vez leáis mi opinión sobre todo esto estéis en la libertad de iros o quedaros, pero sobre todo que lo hagáis sabiendo toda la información.

Los que lleváis aquí desde que empecé, sabéis que llevo un año muy desaparecida y es que cada día que pasa me veo más alejada de este mundo, por mucho que lo he intentado creo que la ilusión es lo que me ha abandonado.

En los tres años que llevo en la blogosfera he vivido de todo y he ido cambiando el contenido según me ha ido apeteciendo o según me he ido sintiendo más cómoda. Cuando comencé con el blog en él hablaba de todo lo que me gustaba: moda, belleza, series y películas, libros y post hablando de cosas personales. El blog fue creciendo y al mantener conversaciones con las personas que me leían el contenido fue cambiando, seguía dando mi opinión sobre los libros que leía, pero ciertos días de la semana enseñaba la ropa que me compraba, como me quedaba… y por varias peticiones me centré más en dar “consejos” de donde comprar ropa cuando no tienes una talla fácil de encontrar y temas parecidos. También hablaba de las cosas que me gustan o no, se creó “Mi Gran Reto” en el que enseñaba que comía a la semana, que deporte hacia y el peso que iba perdiendo. Pero con el tiempo lo dejé, no me parecía bien ir dando consejos que yo misma no me aplicaba, pasé por un bajón y decidí mandarlo todo a la mierda y quedarme con algo que me gustaba y me sentía más cómoda, que era dando mi opinión sobre los libros que leía.
 
En pequeñas dosis he ido enseñando algunas cosas que he ido comprando, aunque es cierto que donde más he enseñado cuando compro algo de moda o de belleza es por Instagram. Cuando subí hace algunos post cosas que nada tenían que ver con los libros hubo una espantada de suscriptores, muchos se fueron, según tengo entendido, porque según ellos mi blog nada tiene que ver con esas cosas, pero como anteriormente he dicho aquí, cuando empecé era más fácil encontrar un post enseñando unos labiales, sombras de ojos, una camiseta o un vaquero que leer una opinión sobre un libro. Así que uno de los pequeños cambios que hay en el blog es la vuelta a los orígenes, ya que voy a volver a enseñar los pecados compriles que cometo.

Como anteriormente he dicho llevo un año muy baja con el blog. Creo que en estos años he visto tanto que poco a poco me he ido desgastando. Y es que he visto en este mundo cada cosa y defender cada locura que eran para reír o llorar. Evidentemente, no puedo echar la culpa a otros, pero si es cierto que si lo sumamos todo pues da este resultado. Creo que uno de los motivos más fuerte de mi dejadez blogueril es debido a que llevo más de un año teniendo súper claro lo que quiero hacer y de que quiero hablar y aunque lo tengo súper mega claro, llevo un año poniéndome trabas para no hacerlo y creo que ya es hora de que el blog sea aun más mío de lo que lo ha sido siempre.

lunes, 3 de abril de 2017

Cerrado por “vacaciones”.

¡Hola Amores!
¿Qué tal estáis?

Como veis en el titulo, hoy os vengo a contar que el blog va a permanecer inactivo por unos días.


En el curro estamos esperando una visita importante, con lo que estoy echando más horas de lo normal y tengo que estar también más centrada de lo habitual. Nada más pase esa visita, empezará la Semana Santa, para los que no lo sepáis soy "capillita", y los ratos libres que me deje el curro iré a Sevilla a disfrutar de la semana grande.



Esos son los motivos por los que el blog va a estar inactivo durante dos o tres semanas. Tengo mucho jaleo y lo quiero disfrutar, no quiero estar subiendo cosas mediocres por el simple hecho de subir contenido, ni quiero estar por ahí pensando que al llegar tendré subir post y compartirlo en redes, prefiero parar durante estos días, disfrutar a tope y volver con más ganas.

Nos vemos a la vuelta y disfrutar mucho de la Semana Santa.


Besos XL. 


Image and video hosting by TinyPic

jueves, 30 de marzo de 2017

Compra en Brutal Zapas.

¡Hola Amores!
¿Cómo lleváis la semana?

Como leéis en el titulo, hoy os vengo a enseñar  lo que he comprado en “Brutal Zapas”. Pero como ya es costumbre, antes os voy a hablar de algo que seguramente a nadie le interese, pero que son cosas que se me pasan por la cabeza…  ¿ustedes como la llamáis: zapatillas, deportivas, deportes, sneakers? Porque yo soy de Sevilla y para mí de toda la vida se han llamado botines (y así los voy a llamar durante todo el post, espero que me sepáis perdonar). Pero resulta que si yo ahora mismo digo que me he comprado unos botines, todo el mundo cree que me comprado lo que yo de toda la vida he llamado botas. Qué curioso es esto que según de donde seamos, llamemos de manera distinta una misma cosa, aunque bien es cierto que hasta siendo de la misma ciudad cada uno lo llama como quiere, porque resulta que ahora a todo se le ha cambiado el nombre, las americanas ya no son americanas, los botines tampoco, a los bolsos de manos también le hemos cambiado el nombre. A mí es algo que me hace mucha gracia, porque lo decimos en plan “mira que moderna soy” que ahora lo llamo como lo llama la gente y lo que no sabemos es que acabamos haciendo el ridículo por como lo pronunciamos. Como ejemplo vete a Youtube y elije a cinco Vloggers distintas, estoy segura que la mitad como mínimo pronuncian de manera distinta la palabra “haul”, con lo fácil que es decir vengo a enseñaros lo que me he comprado, nos complicamos demasiado. Es que de verdad yo me meto la primera, pero muchas veces queremos ir de modernas y acabamos haciendo el ridículo ¿No creéis? Y ya por curiosidad ¿Ustedes como llamáis a este tipo de calzado?

Aunque compro mucho por internet, por no decir todo, el tema calzado se me resiste. Tengo un pie complicado (que raro que yo tenga algo complicado en mi cuerpo), mi talla seria un treinta y ocho pero es imposible si quiero andar con ellos puesto, ya que me aprietan tanto de ancho que es insoportable dar un paso con ellos. Así que siempre me compro un número más, que en algunos casos me viene bien y en otros fatal, porque a medida que voy andando el pie se me sale del zapato. Pero como soy una valiente, últimamente me estoy aventurando a comprar calzado por la red, en este caso no tenía ningún tipo de miedo ni duda al realizar la compra ya que sé mi número exacto porque tengo varios botines (que yo lo llamo así) de la misma marca.

Hace un tiempo yo era de ir o en tacones o manoletinas, ahora soy de ir en botines y que actualmente estén tan de moda es una ventaja. Salir de trabajar después de un turno largo, con el peor calzado del universo, que yo los he bautizado como los destroza pies, y querer salir a tomar algo para despejarte parece buen plan, pero si el plan es ponerse tacones como que ya no mola tanto. Siempre me han gustado los botines, y en mi adolescencia los utilizaba mucho, y que ahora esté de moda ir arreglada pero en botines con ese rollo informal, al que ahora se le llama casual, para mí es una gozada y sobre todo los días que sales después de un día de curro.

Ya había escuchado hablar de “Brutal Zapas”, pero hasta hace bien poco no los empecé a seguir por Instagram y cada foto que suben de botines tengo que reconocer que me enamoran. Los botines son una pasada, y quizás es que yo no estoy muy puesta en la materia, pero los modelos que suben no son botines que yo suela ver por tiendas normales. Y de tanto picarme con cada foto en Instagram y cada cotilleo nocturno que le meto a su web, acabé pecando y comprando un modelo del que llevaba demasiado tiempo queriendo tener.

lunes, 27 de marzo de 2017

Las dos vidas de Ally Hughes de Jules Moulin.


La vida de Ally Hughes es un caos. Con una niña que requiere toda su atención, una madre controladora que sigue cada uno de sus pasos y unas largas jornadas como profesora en la Universidad de Brown… Bastante tiene con organizarse ella sola, como para pensar en hombres… ¡O en tener sexo!
Y entonces aparece Jake, un alumno diez años más joven, que ella que le hará vibrar como nunca en toda su vida. Pero eso no puede ser. Ally no está preparada para tener una relación.

Diez años después, Jake reaparece inesperadamente. Ahora sale con su hija Lizzie, y lo que es peor, Ally todavía siente algo por él… ¿Cómo va a seguir viéndole? ¿Es posible que madre e hija se hayan enamorado del mismo hombre?



Jules Moulin posee un máster en periodismo por la Universidad de Columbia. De veintañera escribía para series de televisión distinguidas con el Globo de Oro y el Emmy, como Cinco en familia y El ala oeste de la Casa Blanca. Dejó Hollywood hace cinco años para dedicarse exclusivamente a hacer de madre y divide su tiempo entre Nueva York y Pasadena, California. Esta es su primera novela.





Tengo dudas si escribir y publicar mi opinión sobre este libro, así que si algún día llegáis a leerla es porque me he animado a hacerlo.

Confieso que estoy escribiendo esto dos meses después de haber acabado el libro, por ese motivo no tengo la historia ni mi opinión tan fresca como debería. La parte “positiva” es que después de dos meses mi cabreo con esta historia ha bajado mucho de intensidad.

Cuando vi este libro en novedades, la portada me llamó mucho la atención, leí la sinopsis y directamente lo apunté en mi lista de deseos. Después, leí una reseña en la que hablaban bastante bien del libro y ya estaba decidida a comprarlo, así que cuando a los pocos días me lo regalaron fue para mí una sorpresa y una gran alegría. Tenía muchas ganas de leerlo, pero ha pasado como un año en mis estanterías y es que parecía que algo invisible me estaba avisando.

jueves, 23 de marzo de 2017

Gafas de sol de Cheapass Sunglasses.

¡Hola Amores!
¿Qué tal estáis? ¿Cómo lleváis la semana?


Hace unas semanas se puso en contacto conmigo Cheapass Sunglasses para ver si me apetecía colaborar con ellos. Como siempre me alegré muchísimo, no sé si al resto de bloggeros les pasará igual que a mí, pero siempre que una empresa o una persona particular me habla porque está interesada en colaborar conmigo siento una gran alegría, creo que es una manera de saber que estás haciendo las cosas de manera correcta tanto en el blog como en Instagram, que se fijen en uno pequeñito como es el mío siempre es un orgullo.

Como he dicho en un primer momento me sentí feliz aunque después flipé un poco. Flipé porque cuando comencé subía cosas de belleza y moda, que luego fui dejando de lado, aunque sí es cierto que en Instagram si subo algo de vez en cuando que nada tienen que ver con los libros, y que aun así confiaran en mí es de agradecer. Creo que ellos sin saberlo, me van a dar el empujón que necesitaba para volver a hacer este pequeño espacio más mío de lo que es y volver a subir todo aquello que me apasiona ya sean libros, cosmética, look o enseñaros todos los pecados compriles que hago en el mes. No sé si este cambio os gustará o no, pero la verdad es que ahora mismo me apetece mucho volver a hacer el contenido que hacía antes.

Es muy comentado por la blogosfera que las blogger se vuelven locas con las colaboraciones, en mí caso no es así. Como ya he dicho es algo que alegra pero no digo a todo que sí, he dicho a muchas cosas que no o bien porque lo que me ofrecían enseñar, probar y juzgar no iba conmigo o porque sé que ese tipo de contenido no os interesa a los que leéis el blog. Comento todo esto porque muchos de los lectores pensáis que los administradores de los blog se acaban vendiendo a marcas, editoriales o autores y quiero dejar claro (aunque quien me siga desde hace tiempo lo sabe) que yo no soy así, si algo creo que me caracteriza es que no tengo pelos en la lengua  y que cuando algo no me gusta lo digo claramente, así que espero que nunca dudéis de mí en eso.

Si no tener pelos en la lengua me caracteriza, las gafas de sol también me caracterizan. Soy de esas personas que lleva gafas de sol todos los días del año, haga un día esplendido o haga un día de caca. Mis ojos y la claridad no sé llevan muy bien así que, aunque el día este nublado y súper feo, lo primero que hago nada más salgo de casa es colocarme las gafas de sol, por mucho que la gente me mire con cara de “donde va está loca con gafas de sol con el día que hace”. Así que no me pude negar y les dije que sí.

El gran dilema lo encontré cuando entre en su web, tenía que elegir unas gafas así que me puse libreta en mano a apuntar las gafas que me gustaban y que pensaba que me podían quedar bien. Aunque soy Andaluza os juro que en esto no os exagero, tenía como quince gafas apuntadas en el papel y no había llegado a ver todas las gafas que tenían en la web así que paré el carro, dejé de ver más gafas y me puse manos a la obra en la difícil tarea de decidir con qué gafas me quedaba. Y la tarea fue bastante difícil, la lista la reduje a seis, de esas seis me parecía imposible decidirme por unas así que, siendo mala amiga y prima como lo soy yo, peté los WhatsApp de mis amigas y de mi prima para que me ayudaran a decidirme pero ellas aún son más mala que yo y cada una me decía una distinta, así que fueron de poca ayuda, aunque yo se lo agradezco en el alma jajaja. Al final viendo y reviendo las fotos de las gafas se me encendió la bombilla, hace unos años yo me enganché, y mucho, a una edición de GH y una de las concursantes llevaba unas gafas que a mí sentada en el sofá de mi casa me hacían pegar suspiros de amor. Desde entonces andaba en busca de unas gafas así pero nunca encontraba unas que me quedaran bien. Es más, unas semanas antes de recibir el correo de Cheapass, estando de compras para la comunión vi un Stand de gafas de ese estilo y me las probé todas por si en esa ocasión alguna me gustaba como me quedaba y, o bien me quedaban grandes o pequeñas o no me gustaba el color o me mareaban, así que después de años probándome ese estilo de gafas y no encontrar las mías, tomé la firme decisión de olvidarme de ellas. Hasta que las vi en la web, las miré y requetemiré y no le encontraba ninguna falta así que no lo dudé, me puse en contacto con ellos y les dije el modelo que quería y que fuera lo que dios quisiera.

Las gafas tardaron cinco días exactos en llegarme, me llegaron mediante correos al igual que cuando la compras en la web.



Las gafas vienen en una caja verde, muy cuca por cierto. Me llegaron en perfecto estado, la caja no traía ninguna abolladura ni nada, cosa de la cual me alegré mucho. He de decir que tuve un pequeño problemita, me puse en contacto con ellos y a los cinco minutos me contestaron y me lo solucionaron, quiero decir esto porque creo que es un detalle que dice mucho de ellos como empresa.